Accionismo Poético

Poemas Escritos


ESOS LOCOS FURIOSOS INCREIBLES


Llegan apresurados y nunca dicen para qué
ni de dónde proceden
y enseguida te piden dos mil francos
que casi siempre te han de devolver
o te quitan la toalla sin respeto
cuando te estás duchando
se ponen la colonia los polvos el masaje
la loción de tu novio o de tu hija
te arrastran a lugares espantosos o bellos
y ni siquiera piden tu opinión
y beben prodigiosamente se ponen a cantar
en cualquier parte
o arman la del gran dios en un bar miserable
y por motivos nimios
siempre siempre avasallan te compran un sombrero
o unas flores
y un día salen al galope quizá hacia los infiernos
qué desastre.

Señora caballero muchachita asustada
militante de un partido ecologista:
si se tropieza usted con uno de esos
locos furiosos increíbles
no le deje escapar llévelo a casa
son tiernos como niños
a veces tienen frío quién sabe si es porque
les han pegado duro
duermen poco se lavan todo el rato y son muy
besucones y mirones
pero cuidan los libros sacan todas las noches
el cubo de basura a la escalera
y están sólo pendientes de tener siempre
un cenicero al lado.

Tienen por fin el gran inconveniente:
se van mas vuelven pronto
duran toda la vida.


José Goytisolo






Exploración del espacio

Me tumbo al suelo.

Ruedo.
Caracoleo.
Repto.

Abro.

Subo de nuevo.

Dejo.
Caigo.
Suelto.
Deslizo.
Sueno.
Serpenteo.
Cierro.

Me expando hasta donde alcanzo.
Alcanzo lo que no puedo.

Zumbo.
Crispo.
Esquineo.
Salto.

Me disuelvo.

Nazco sin nacer.
Floto.
Me entiempo.

Entonces,
Tú apareces.

Me llagas,
me descubres.

Entonces, tiemblo.


Ignacio Cristino






Defensa de la guarandinga



Defender la guarandinga
como defender a un pulpo exótico y antiguo
de la corriente y de la inercia de los tiempos modernos
del gran hombre cabeza de chorlito
que ya no juega.

Defenderla de enfermarse
de que se contagie de tiesa rutina
procurar mantenerla girando
y girando, con los brazos abiertos
que se desquicie y se pierda
en la galaxia: su tierra.

Hay cuidarla
finalmente
como una llave
como un milagro
como un tesoro
como un juguete
pues es la vida misma
un juguete


Ignacio Cristino






Soy papel masticado en una boca de hambre
Pies de manco y agujero de pérdidas
Soy auxilio detenido por el miedo
Mate lavado sin ser usado
Una razón que no existe
Y muchas ideas que no se creen
Soy el farsante de una verdad vacía
El payaso de los sin gracia
La risotada de un cínico
enloquecido
La yesca de un fósforo encendido
La piel seca y enmohecida
Animo torcido
Amor estático e hinchado
La pérdida y lo juzgado
El eterno bailarín
que es marioneta
Soy hombre
Soy hembra
Silbido de asma
Y agua estancada
Resurrección de la muerte que
no llega
Limón
Agua mansa del hielo derretido
Soy un credo a la derrota
Y un anhelo goteando
Soy los labios, el cuerpo, la boca
Unas ganas que se van soplando sueños que no llegan


Aidana Cristina





Existe ese instante
donde los muros
hacen sombra en tu sangre lentamente
despistan el aire

las nubes

corren a su encuentro de casas sin visita
encrespadas
prendidas nube a nube
al fresco de espejos desaforados
de cabalgatas alrededor de una silla
donde se ponen los prisioneros
a mermar las heridas
a visitar un cruce de lobos que van a morir al río

los pájaros también visten las señales
cantan a su hora
puede nacer entonces otro día del corazón



Fabián Cristino




Algo crece en alguna parte y es necesario atenderlo.
Para encontrarlo algo nace en un recorrido que pasa por
perderse.

Fabián Cristino




Canto paraulatas finas
viejos felices de miseria.
Capuccino, toma el sol por la mañana
antes que los gallos griten
socorro al pan de la quemada.
Mermeladeo el borde amargo de la taza.
Saco dos monedas vacilantes
y mantengo el rumbo fijo en la mirada.

Denny Cristino




Hoy me pase de loco.
Hoy me convertí en eso que soy
y nunca dije que fui.
Hoy busco un pedazo de luz
que brille en la oscuridad.
Hoy otro perro me persigue.
Él tampoco sabe que hacer.
¿Y acaso alguien lo sabe?
Hoy me convertí en eso que fui
y nunca dije que soy.
Hoy si fui yo.
Hoy, verdaderamente:
Hoy si me pase del todo.


Denny Cristino





APRECIACIÓN JOCOSA

Yo tengo una vecina
loca, loca
que cuando mira a un hombre
abre la boca
pero no la boca esa que cuando
te hablan estas mirando
sino la boca aquella
que estas pensando.

Esa vecina dice
que es tan hermosa

que la Venus de Edipo
estaría celosa.

Que las manos y el rostro
de la Gioconda
pierden valor ante sus
bellas formas.

Ante tal confesión
oro y exclamo
¡Ay Leonardo Da Vinci
Si tu vivieras!

Esa blasfemia grotesca
y vulgar
Cual venenoso dardo
te volvería a matar


Andreína Cristina




Sin llaves y a oscuras

Era uno de esos días en que todo sale bien.
Había limpiado la casa y escrito
dos o tres poemas que me gustaban.
No pedía más.

Entonces salí al pasillo para tirar la basura
y detrás de mí, por una correntada,
la puerta se cerró.
Quedé sin llaves y a oscuras
sintiendo las voces de mis vecinos
a través de sus puertas.
Es transitorio, me dije;
pero así también podría ser la muerte:
un pasillo oscuro,
una puerta cerrada con la llave adentro
la basura en la mano.


Fabián Casas

0 Comentarios:

Publicar un comentario

<< Ir al Inicio